Cómo hacer café con la cafetera italiana moca

Parcialmente reservada en virtud de las máquinas de café más modernas, la moka en realidad sigue siendo imprescindible para muchos italianos que no renunciarían por nada del mundo a un buen café preparado con la moka, un accesorio siempre presente en la cocina.

Pero, ¿cómo hacer café con la moca? ¿Está realmente seguro de que conoce todas las reglas (correctas) a seguir?

He intentado hacer balance de este tema explicando, paso a paso, cómo hacer una bebida perfecta.

  • ¿Aún no tienes uno? Entonces echa un vistazo a la nuestra guía sobre las mejores cafeteras moca.

Preste atención a las dosis correctas

El primer paso para hacer un buen café con moka es sin duda utilizar las dosis adecuadas. Es decir, saber pesar correctamente los gramos de café con los de agua.

En este sentido, los expertos sugieren utilizar una proporción igual a una décima, es decir un gramo de café por cada 10 gramos de agua.

De ello se deduce que si quieres preparar un buen café con la moka para 3 personas, debes utilizar 15 gramos de café y 150 gramos de agua.

Teniendo en cuenta que con estas medidas bastante contenidas no siempre es fácil de ajustar, las primeras veces puede ser útil utilizar una percha de precisión, que puede permitirte calcular con precisión la cantidad de gramos de la sustancia “preciosa”.

No todas las aguas son iguales

Para el café, el agua embotellada es mejor.

Pasemos al segundo paso: elegir el agua que usarás para tu café con la cafetera moka.

Bueno, la escuela de pensamiento que siempre he sentido seguir es la relacionada con el uso del agua embotellada, una con un residuo fijo contenido y una correcta presencia de minerales.

Y la Asociación de Cafés Especiales de América (SCAA) también parece estar de acuerdo conmigo, sugiriendo los siguientes valores:

  • Residuo fijo entre 75 y 250 mg/l;
  • Ph entre 6,5 y 7,5;
  • Fútbol americano debe estar entre 17 y 85 mg/l;
  • Sodio debe tener valores inferiores a 10 mg/l.

De esta forma el café en polvo conservará todas sus propiedades aromáticas.

Cuidado con la válvula

Como pude resumir hace unas líneas, además de pesar el café, también debes pesar el agua.

Pero cuidado: el moka vendrá a rescatarte gracias a la válvula.

Al llenar el filtro en su totalidad, de hecho, generalmente llegará la cantidad de agua necesaria para un buen café con moca. justo debajo del nivel de la válvula.

Ajuste en consecuencia y evite que el agua sumerja o toque la válvula.

Claramente el todo es en relación con el tamaño de la moka: si usa una de 4 porciones, la capacidad de agua debajo de la válvula es para 4 tazas.

Filtro completo, pero no demasiado

Cantidad correcta de café en el filtro de moka.

El filtro donde se guarda el café hay que llenarlo por completo, pero sin exagerar (¿recuerdas la relación 1/10?).

Un error bastante común que comete mucha gente, y que siento que puedo evitar, es el de presione el café en el filtro: no es necesario y, sobre todo, podría comprometer la correcta realización de la bebida; es una buena práctica en su lugar dale unos toques en los lados del filtro, para que el café sea uniforme.

llama de llama media

Una vez que se ha completado el procedimiento anterior, es hora de llevar el agua a ebullición. Para ello, poner el moka en cocina estrictamente a fuego medio.

La tapa de la moka debe mantenerse durante la extracción de la bebida. abierto, para evitar que la cámara interna se sobrecaliente, para poder controlar la extracción de la bebida y, en consecuencia, apagar la llama en el momento adecuado: cuando el café está listo en las dosis adecuadas, y no cuando todo está fuera.

Algunos consejos finales

sirviendo café de la moka

La guía sobre cómo hacer café con moca está terminada, pero permítanme un último consejo más:

  • No hay temporizadores y, por tanto, tendrás que trabajar con un poco de maña para poder entender en el momento justo cuando el café está listo. Empezar conevitar que empiece a gorgotear;
  • El método de extracción propio de la moka hace que las sustancias disueltas en el café no actúen de forma homogénea. Mejor entonces revuelva el café mientras todavía está en la moka, antes de distribuirlo en las copas;
  • Tan obvio como es, una vez que hayas terminado de usar el moca, lávalo para eliminar la cal y los residuos de café, que podrían dañar el sabor de la próxima bebida.
Ir arriba