Tienes que preparar la masa de la pizza, pero ¿no queda rastro de la levadura en la casa? No hay problema, porque al seguir leyendo descubrirás algunas alternativas interesantes que quizás no conocías.

Fácil de usar, es la levadura más difundida y fácil de encontrar, tanto fresca en el mostrador refrigerado en bloques de 25 g, como seca en frascos o bolsitas, pero también en la versión instantánea. Aunque en realidad algunas personas no pueden digerirlo, causando hinchazón, gases intestinales e intestino irritable.

Entonces, ¿cómo se reemplaza la levadura de cerveza? Averigüemos todos los ingredientes alternativos con el que obtener el mismo efecto leudante.

Cómo sustituir la levadura de cerveza … ¡por cerveza!

Puede que no lo sepas, pero la bebida de malta y lúpulo es un leudante válido con el que hacer excelentes pizzas en sartén y pasteles perfumados: sin embargo, hay que seguir algunas precauciones para asegurar un resultado óptimo.

Se recomienda utilizar aprox. 150 ml de cerveza por cada 250 g de harina, asegurándose de mezclarlo con los ingredientes líquidos antes de agregar todo a la mezcla. Debes obtener una mezcla suave y cremosa, densa, uniforme y homogénea.

Para que la mezcla suba de la mejor forma posible, te aconsejamos sellar el bol con celofán y dejarlo reposar en la nevera durante al menos 2 horas. A continuación, tienes que cocinarlo a máxima potencia y comerte tu pizza o tarta. caliente, precisamente porque no hay levadura para mantener su fragancia y altura.

Recomendado:  ¿Qué no poner en el microondas?

Reemplazar la levadura de cerveza con levadura madre

Panettone con levadura madre en lugar de levadura de cerveza

La levadura madre es una levadura completamente natural que se obtiene con agua, harina y un entrante que puede ser fruta. Es un compuesto que tiene tiempos de desarrollo muy largos y está formado por microorganismos vivos que necesitan refrescos periódicos con agua y harina.

Los tiempos crecientes son mucho mas largo en comparación con la levadura de cerveza: para la pizza, por ejemplo, comienza de 24 a 72 horas.

Sin embargo, tu paciencia se verá recompensada, ya que la levadura madre desprende un aroma inconfundible, ideal especialmente para pan, pizza y dos grandes clásicos navideños como el panettone y el pandoro.

Además, la masa madre no se seca y dura mucho más que la levadura de cerveza.

Cómo reemplazar la levadura con bicarbonato de sodio y jugo de limón

Una alternativa válida a la levadura de cerveza es el bicarbonato que, si se maneja con todos los secretos del oficio, puede liberar excelentes agentes leudantes. Aunque es necesario agrega un poco de jugo de limón, con el que activa una sinergia verdaderamente eficaz, especialmente para la pizza.

Una vez que la harina y el agua se hayan combinado en el bol, espere a que la mezcla haya absorbido todo el líquido y agregue dos cucharaditas de bicarbonato de sodio junto con dos cucharaditas de jugo de limón: la reacción química se producirá en unos segundos y se ver algunas burbujas. Luego agrega el aceite, la sal y una pizca de azúcar.

Proceda a amasar vigorosamente durante al menos veinte minutos, luego haga una hogaza y déjela reposar durante 2 horas.

Recomendado:  Cómo conservar los postres caseros

Una vez colocada la pizza sobre la sartén engrasada hornea a temperatura máxima y consúmela muy caliente, de lo contrario experimentarás un intenso sabor a bicarbonato de sodio.

No esperes conseguir la clásica cornisa de pizza napolitana, ya que la mezcla de bicarbonato y limón no desprende un efecto leudante tan potente; por ello, recomendamos esta mezcla como sustituto de la levadura de cerveza en la pizza sartén y la redonda a la romana.

Cómo reemplazar la levadura con crémor tártaro y amoníaco para postres

El crémor tártaro se usa en combinación con bicarbonato de sodio como agente leudante y estabilizador de dulces. En este caso, como sustituto de la levadura de cerveza, recomendamos una mezcla perfecta para pizzas, bollos bajos y puré.

Siga estas dosis:

  • 60 g de crémor tártaro
  • 30 g de bicarbonato de sodio
  • 3 g de amoniaco para dulces
  • 1 cucharadita de azucar

Remueve y agrega la mezcla a la masa de pizza tan pronto como la harina haya absorbido toda el agua. Agrega la sal y, al final, el aceite. En este punto tienes que amasar vigorosamente y cocinar tu pizza (o focaccia) a la temperatura más alta posible.

Scroll al inicio