Heladera autorrefrigerante o de acumulación: ¿cuál elegir?

La heladera autorrefrigeradora es una máquina semiprofesional, más cara pero también más eficiente y versátil. La de acumulación es la evolución de la tradicional heladera de manivela: un modelo económico, no voluminoso pero que requiere precauciones específicas antes de su uso.

Analicemos en detalle características y beneficios de ambos modelos, y por tanto, veamos qué elegir entre una heladera autorrefrigerante y una de almacenamiento.

Heladera de acumulación: lo que necesitas saber, pros y contras

Esta es la clásica máquina de helados que estamos acostumbrados a ver en nuestros hogares. Antiguamente la heladera se utilizaba con la ayuda de una manivela, hoy la de acumulación facilita el trabajo al contar con alimentación eléctrica.

Consta de dos partes básicas:

  • El motor de bajo voltaje. Gira la cuchilla lenta pero constantemente, para permitir que el helado tome su consistencia típica;
  • La canasta más fresca. En el que se encuentra el líquido que, una vez congelado, permite mantener una temperatura baja y óptima para el proceso de congelación.

Precisamente la presencia de este líquido, tan indispensable para la elaboración de helados de forma artesanal, requiere un paso imprescindible, antes de proceder a la degustación de este manjar.

Heladera autorefrigerante Hkoenig en funcionamiento

De hecho es necesario poner la cesta en el congelador en casa al menos 8 (pero también 24) horas antes de su uso. De más está decir que no es posible preparar un helado y degustarlo al instante, sino que debes organizarte al menos con un día de antelación y seguir el truco que te acabamos de indicar.

Esto obviamente requiere una mayor disponibilidad tanto de tiempo como de espacio en su congelador; además, dado que la cesta frigorífica completa su función en el ciclo de preparación del helado, no se puede usar de inmediato más tarde para hacer más o tener un sabor diferente.

Este problema se puede superar, pero solo comprando una segunda canasta y proporcionando suficiente espacio en el congelador para ambos al mismo tiempo.

Sin embargo, el coste de la heladera de acumulación sigue siendo muy bajo, aproximadamente 50 euros.

Resumamos las ventajas y desventajas de la heladera de acumulación:

  • Pro: es una máquina económica, fácil de usar, ligera para mover y almacenar y no voluminosa, perfecta para uso doméstico;
  • Versus: requiere una organización previa para la preparación del helado, debiendo congelar la cesta 8-24 horas antes. Le permite producir una cantidad limitada de helado, en un solo sabor a la vez.

Heladera autorrefrigeradora: lo que debes saber, pros y contras

Este modelo de heladera es sin duda uno de los más vanguardistas, de hecho su innovadora tecnología permite unaautonomía total de la máquina, que no requiere precongelar la cesta sino que activa el mecanismo de autoenfriamiento simplemente conectándolo a la corriente eléctrica.

El ciclo comienza con la compresión del gas que se encuentra dentro de la canasta. La siguiente fase, la de condensación, lo hace líquido y refrigerado, para luego volver al estado gaseoso por evaporación, dispersando la energía producida por el calor en el ambiente.

Este mecanismo de «autogestión» permite, por tanto, usar la máquina de helados en cualquier momento, en caso de deseo repentino o por ejemplo de invitados no esperados para la cena. El tiempo de preparación del helado varía entre 30-40 minutos y se puede comer de inmediato, aunque sea tierno; si prefiere una mayor consistencia, simplemente déjelo en el congelador durante aproximadamente media hora.

Heladera de almacenamiento en funcionamiento vista desde arriba

Obviamente, nada le impide usar la máquina en este momento. durante varios ciclos sucesivos, tal vez para preparar diferentes sabores de helado.

Sin duda la autorefrigerante representa una versión semiprofesional de la heladera, que garantiza un alto rendimiento y excelentes resultados.

Sin embargo, por otro lado, esto da como resultado una mayor consumo de energía (siempre hablamos de unos centavos). Además, este tipo de heladera es bastante pesado, incluso 15-20 kg, y por lo tanto poco práctico para mover.

El coste inicial del dispositivo también es decididamente superior, generalmente tres veces el del otro tipo de máquina: al menos 150 euros.

Resumamos las ventajas y desventajas de la heladera autorrefrigerante:

Pro: es una máquina semiprofesional, siempre lista para usar y fácil de usar, que le permite preparar helados incluso en múltiples ciclos y en diferentes sabores;

Versus: Es mucho más pesada y engorrosa que la heladera de acumulación, inicialmente más cara y con consumos «superiores».

Conclusiones

Más allá de las características y pros y contras que hemos repasado para ambas máquinas, cabe destacar que, en ambos casos, el helado producido es siempre excelente.

Entonces, ¿comprar una heladera autorrefrigerante o de almacenamiento? La elección es subjetiva debiendo tener en cuenta, además de los aspectos técnicos, también la Necesidades personales, como el número de personas a satisfacer, por ejemplo, el tiempo disponible para dedicar a la preparación de varios sabores de helado y la frecuencia con la que pretende utilizar el aparato.

Ir arriba