Las mejores cafeteras americanas de 2022

Se puede preparar café americano sin la ayuda de una máquina especial, pero el procedimiento es bastante aburrido y complejo. Entonces, ¿por qué no comprar una máquina de café estadounidense? No son tan caros y usarlos es realmente sencillo.

Pero, ¿qué máquina de café americana elegir?

Hay muchos modelos de diferentes marcas en el mercado y seleccionar uno al azar podría ser la causa de una inútil pérdida de dinero (lo mismo ocurre con las cafeteras súper automáticas).

Para hacer frente a esta situación hemos comprado los más nuevos / más populares, los hemos probado, revisado y en este artículo hemos clasificado los que pensamos las mejores cafeteras americanas en el mercado.

Los hemos clasificado según nuestras preferencias, pero te aconsejamos que elijas el que más se adapta a tus necesidades.

Las mejores cafeteras americanas de 2022:

Electrolux EKF7800, la mejor cafetera americana del mercado

1. Electrolux EKF7800 La colección expresionista

La Electrolux EKF7800 es la mejor máquina de café americana del mercado.

Esto se debe a que, a través de la pantalla LCD, es posible ajustar el nivel de intensidad del aroma, así como programar su funcionamiento en cualquier momento del día (temporizador 24 horas).

El tanque extraíble y reemplazable de 1,65 litros integra un sistema de filtrado para depurar el agua, mientras que la jarra de vidrio graduada tiene capacidad para 12 tazas de café.

Como ocurre con todos los pequeños electrodomésticos de Electrolux, también en este caso se muestra una cierta investigación en diseño y todos los plásticos utilizados son Sin BPA, es decir, libre de bisfenol A y ftalatos.

Russell Hobbs 20680-56, la mejor cafetera estadounidense económica

2. Russell Hobbs Buckingham 20680-56

Entre las cafeteras americanas baratas, la Russell Hobbs 20680-56 Buckingham es la que más recomendamos.

Esto se debe a que menos de 40 euros ofrece la posibilidad de programar la producción de café mediante el temporizador de 24 horas. Claramente el bajo precio no nos permite encontrar características avanzadas como la regulación de la intensidad del aroma, pero aún nos proporciona una gran jarra de vidrio para 1,25 litros para hasta 10 tazas y un motor eficiente de 1000 W.

También nos gusta el diseño cuidado y la construcción sin defectos de diseño.

Cómo cambia el funcionamiento en comparación con las cafeteras clásicas

Espresso y americano en comparación

Todo el mundo sabe que hay diferencias abismales entre el café italiano y el americano; Lo que no está muy claro es qué cambia entre las máquinas de café expreso y las que se utilizan en el extranjero.

El funcionamiento de los propios de Estados Unidos es sencillo, pero muy diferente: el café se coloca dentro de un filtro, sobre el que a su vez echaremos agua hirviendo. Una vez finalizada esta operación, se pueden extraer los aromas de las habas ya molidas y luego se vierte la mezcla paulatinamente en una taza o jarra especial en un material térmico.

En boca, la diferencia está en la intensidad: el espresso, extraído a alta presión, es mucho más fuerte y concentrado, mientras que El café americano tiene un sabor más delicado que es el resultado de una mezcla inusual de diferentes aromas.

El resultado es lo que en América se conoce comúnmente como café filtrado, el típico café filtrado que se puede obtener con las cafeteras americanas.

Elegir la mejor máquina de café americana: los factores a tener en cuenta

Si tiene la intención de comprar la mejor máquina de café estadounidense, debe prestar la máxima atención a los requisitos de los dispositivos que vamos a examinar.

El poder tiene un valor fundamental, por ejemplo, lo que afecta el funcionamiento y la calidad de la propia mezcla. Un motor eficiente extraerá el café de forma rápida e ingeniosa, reduciendo los tiempos de entrega del café en sí.

Es mejor optar por una máquina particularmente potente, por lo tanto, si necesita un modelo de alta capacidad, para asegurarse de que el café esté listo para todos en poco tiempo.

También vale la pena decir unas palabras sobre el factor de capacidad: el café americano se bebe en taza y no en la clásica taza europea, por eso es mejor centrarse en modelos que tienen un tanque grande suficiente para permitir la preparación simultánea de una mayor cantidad.

No será difícil de ajustar: las empresas que producen estos dispositivos suelen indicar la capacidad, en el paquete, no en milímetros, sino en tazas, para facilitar la compra. En cualquier caso, dado que el concepto de taza es bastante lábil e interpretable, siempre es mejor conocer la capacidad total de la jarra en litros.

evaluar las dimensiones del tanque de la máquina de café americana

También asegúrese de que el tanque es extraíble: aunque esta característica no afecta en lo más mínimo el café obtenido y el rendimiento de la cafetera americana, no hace falta decir que limpiarla a fondo será mucho más fácil si tienes la oportunidad de separarla del cuerpo de la máquina.

Con respecto a el sistema de filtrado del aparato, el destinado al café americano puede pertenecer a dos tipos distintos: puede ser de papel, y por tanto desechable, y tener una característica forma cónica perfecta para contener el polvo y evitar el riesgo de que en algunos manera de fluir hacia la bebida final.

El filtro de la cafetera americana también puede ser permanente, como el típico de las cafeteras espresso, y por tanto se puede utilizar hasta que muestre signos de desgaste.

Algunos de los modelos del mercado, sin embargo, están pensados ​​para aceptar ambos tipos de filtro, por lo que puede ser conveniente optar por uno de ellos y así tener la certeza de poder utilizar la máquina de varias formas y no solo de una. .

Vale la pena dedicar ahora unas palabras más a la calidad del filtro de café: no es un accesorio en sí mismo sino un componente fundamental a evaluar con sumo cuidado, dado que influye profundamente en el proceso de extracción del café: una de mala calidad puede hacer que el café gotee demasiado rápido y que la mezcla sea demasiado acuosa y ligera o, por el contrario, excesivamente densa e intensa.

comprobar la funcionalidad de la máquina de café americana

Solo falta entender, en este punto, cuáles son las funciones adicionales que suelen tener las cafeteras americanas, para poder hacernos una idea de cuáles son las más útiles y habituales:

  • Apagado automático. permite recortar costes en la factura y asegura que la máquina se apague de forma independiente, evitando un sobrecalentamiento peligroso que podría tener consecuencias impredecibles;
  • Sistema anti-goteo. Tan útil como el apagado automático, porque detiene instantáneamente la dispensación de la mezcla cuando el usuario de la máquina retira la jarra. En consecuencia, el café no cae sobre la placa calentada y no será necesario limpiarla al final de su uso;
  • Temporizador. Le permite programar la preparación de café americano con anticipación, hasta un máximo de 24 horas. Una función que podría resultar muy conveniente sobre todo por las mañanas, porque de inmediato se puede disfrutar del café sin tener que esperar los tiempos “bíblicos” que suele requerir un moka clásico;
  • Plato calentado. Imprescindible en las cafeteras americanas, y muy conveniente porque permite mantener inalterada la temperatura del café incluso después de un tiempo desde la dispensación de la mezcla;
  • Función de intensidad. un lujo y, de hecho, solo se contempla en modelos particularmente caros y de alto rendimiento. Gracias a ella se puede ajustar tanto el aroma del café como la intensidad del blend, estableciendo los tiempos de infusión a priori y personalizando así el café, asegurándonos de que se adapte a nuestros gustos;
  • Limpieza automatica. Rara pero no imposible de encontrar, es muy útil ya que tiene como objetivo final el de descalcificar el tanque y las tuberías internas, mejorando así el sabor del café. Esta función también tiene un efecto positivo en la longevidad de la máquina: al actuar contra la cal, que como se sabe, arruina los electrodomésticos, asegurará que la máquina dure más en el tiempo;
  • Función de mezcla. Hecho posible gracias a unos agitadores especiales que se encuentran por defecto en la base de la jarra y mezclan el café de forma automática, uniformando su intensidad e intensificando su sabor. Sin embargo, esta es una función adicional que generalmente solo está disponible en las máquinas más sofisticadas y profesionales.
el diseño es importante en las cocinas modernas

¿Hay otros aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de elegir la cafetera americana para comprar? Absolutamente sí.

La practicidad de uso es sin duda uno de ellos: es de importancia decisiva, por lo que merece la pena elegir un modelo que comience presionando un solo botón y evitar, por otro lado, aquellos que necesiten ser configurados de determinada manera y sean demasiado locos.

Incluso el diseño, por qué no, quiere su parte: aunque las líneas y el color de la máquina no afectan de ninguna manera la calidad de la mezcla obtenida, está claro que un dispositivo producido con materiales de calidad y caracterizado por un agradable representación estética es mucho más atractivo que un modelo que, en cambio, se da por sentado objetivamente y es banal.

En el frente de los accesorios, nuevamente, asegúrese de que su nueva máquina de café estadounidense tenga la jarra de vidrio en lugar de plástico, pero también – si el presupuesto lo permite, por supuesto – que tiene la molinillo de café empotrable, un plus que siempre es conveniente y que permite utilizar siempre un buen café fresco y recién molido.

Qué café y agua usar

que agua para el cafe americano

La última pregunta que creemos que debe responderse, porque es lícita y legítima, es: ¿qué café es mejor usar y qué agua se debe usar en este tipo de máquinas?

No hay una respuesta única, pero no hace falta decir que una mezcla compuesta de arábica es siempre una garantía a la hora de preparar un café energizante y sabroso a la vez; además tiene un sabor menos amargo que va bien con el hecho de que el café americano es más corto que el clásico espresso, una razón más para optar por utilizarlo como base.

Por otro lado, se deben evitar las mezclas demasiado finas. porque el agua, al ser dispensada sin presión, no podría pasar según sea necesario. Los medianos o gruesos son ideales, más adecuados para este tipo de bebida.

Incluso el agua, como de costumbre, juega un papel muy importante: afecta la duración de la máquina pero también el sabor del café a menudo, lo que significa que en principio es mejor evitar el del grifo, que a menudo es demasiado duro. Y optar por el mineral.

En cualquier caso, si se pretende utilizar la cafetera americana con agua del grifo, es recomendable realizar los ciclos de descalcificación adecuados con la mayor frecuencia posible para preservar los mecanismos internos del aparato.

Ir arriba