Mejor Heladera 2022: guía de compra

A todo el mundo le gusta un gran helado, ¿y qué mejor que hacerlo usted mismo?

Gracias a las heladeras caseras de última generación, no solo los resultados suelen tener sabe mejor que el helado normal comprado en la tienda, pero también permiten control total sobre los ingredientes utilizados; lo mejor para quienes quieren evitar aditivos, conservantes o para quienes se preocupan por la línea.

Pero, ¿qué heladera elegir y comprar?

En el mercado hay de todo tipo, desde los de plástico hasta los de acero, desde los que cuestan apenas 30 euros hasta los que cuestan 800, y esto complica bastante la compra.

En el equipo editorial de Cucina Tecnologica hemos probado diferentes modelos de diferentes marcas y rangos de precios, y en el siguiente ranking hemos enumerado los que han demostrado ser las mejores Heladeras de helados caseros en el mercado.

Las mejores Heladera de 2022:

Musso Mini 4080, la mejor heladera autorefrigerante del mercado

1. Musso Mini 4080

Definido por algunos usuarios como el Rolls-Royce de los heladeros domésticos, el Musso Mini 4080 es sin duda el mejor heladero autorefrigerante del mercado.

Ciertamente es muy caro, pero la calidad de construcción es excelente (totalmente en acero inoxidable AISI 304), se puede limpiar en un instante y gracias al motor de 200 W es posible preparar hasta 2 litros de helado a la vez sin ninguna dificultad.

A pesar de todo, también es bastante compacto (27 x 45 x 30 cm) y el sistema de refrigeración garantiza el mejor resultado, a la temperatura adecuada y sin el «efecto congelado».

H.Koenig HF320, la mejor máquina de helados calidad / precio

2. H.Koenig HF320

La H.Koenig HF320 es definitivamente la mejor máquina de helados para aquellos que buscan el máximo valor precio de calidad.

Desde la estructura que se extiende horizontalmente, el cuerpo es de acero inoxidable mientras que la cuchilla batidora es de plástico. El contenedor extraíble y anti-adhesivo ofrece una buena 2 L de capacidad y el motor interno es de 180 W.

Nos gustó porque considerando el precio permite un helado de calidad, sin demasiados trucos teniendo en cuenta también el grupo frio integrado. Una vez finalizado el programa, la función de mantenimiento en frío se activa durante un máximo de 2 horas y luego se pone en espera.

H.Koenig HF250, la mejor heladera autorefrigerante económica

3. H.Koenig HF250

¿La mejor heladera autorefrigerante económica? Seguro que este H.Koening HF250.

Permite 1,5 L de helado a la vez, integra un sistema de autorefrigeración y el motor de 150 W.

Nos gusta porque a pesar de la construcción predominantemente de plástico, es sólido y garantiza un rendimiento óptimo para preparar excelentes helados caseros.

También le permite mantener el helado frío durante 60 minutos después del final de la preparación.

Elegir la mejor heladera: los factores a tener en cuenta

Si está leyendo esta guía, probablemente (al igual que nosotros) sea un amante de los helados. ¿Qué es más agradable en los calurosos días de verano? Fresco, dulce y sabroso, es el tentempié ideal para grandes y pequeños.

Con una heladera casera puedes preparar un producto saludable en casa, dándote el gusto de mezclar tus sabores favoritos para crear otros nuevos y originales, a muy bajo costo.

Si quieres comprar una heladera y hacer tu propio helado, utilizando ingredientes saludables y evitando todos aquellos añadidos que puedan crear intolerancias, te damos algunas sugerencias para guiarte en tu eleccióny encuentre el producto adecuado para usted y su familia.

¿Compresor o almacenamiento?

La heladera casera, en la estructura, reproduce las utilizadas por heladeros profesionales.

Las partes que lo componen son dos: el refrigerante, que mantiene estable la temperatura de los ingredientes durante la preparación, y las cuchillas que baten la mezcla. Por tanto, los heladeros domésticos se dividen en dos macrocategorías, según el sistema de refrigeración utilizado: acumulación o compresor.

Este es el primer aspecto a considerar para elegir un producto acorde con sus necesidades y su presupuesto de gastos.

pala batidora de la heladera

La heladera de acumulación tiene un recipiente con doble pared. En el interior hay un refrigerante que, mientras el aparato está funcionando, libera gradualmente el frío para que los ingredientes alcancen la temperatura deseada.

El contenedor debe mantenerse en el congelador durante al menos ocho horas, para que el líquido alcance el nivel de frío necesario. Por supuesto, si hay un espacio vacío en su congelador que no necesita, también puede dejar el recipiente allí de forma permanente. La ventaja será que si quieres preparar algún helado casero, no será necesario que te organices con horas de antelación, porque el recipiente estará listo.

El modelo de compresor también se llama heladera autorefrigerante. De hecho, en estos electrodomésticos es el compresor interno que mantiene la temperatura constante. La ventaja de este tipo de heladeras es que la preparación es más homogénea, pudiendo utilizarse en cualquier momento, sin pasar la cesta en el congelador.

Por este motivo, la heladera de compresión es en promedio más cara que la de acumulación: en términos de energía consume más, y la estructura es generalmente más «voluminosa» y más pesada que los otros modelos.

Consumo

Los aparatos de almacenamiento, como ya se mencionó, consumen menos electricidad; el enfriamiento se realiza en el congelador, por lo que el gasto energético se debe únicamente al movimiento de las palas del aparato.

Sin embargo, una menor potencia puede significar una mayor tendencia al sobrecalentamiento, especialmente si la máquina funciona durante mucho tiempo. Por tanto, si eliges una heladera de este tipo, elige un modelo con una potencia entre 50 y 150 Watios.

La heladera de compresor consume más energía: el motor no solo trabaja para hacer girar las cuchillas, sino también para mantener la mezcla a una temperatura constante. Un modelo de compresor tiene en promedio una potencia que varía de 150 a 250 Watts.

Capacidad

evaluar la capacidad de la máquina de helados

Una característica clave a tener en cuenta es la capacidad de la heladera. ¿Planeas preparar un helado pequeño o una cantidad respetable? ¿Eres soltero o no utilizas mucho el helado en casa? En este caso, un tazón de 1 litro será suficiente para sus necesidades.

Si por el contrario vives con tu familia, quizás con niños muy golosos, elige modelos que te permitan obtener unos 2 L de helado para su preparación.

Estructura

Los dos modelos de heladeros también difieren en su estructura.

Los de acumulación están formados por la cesta a la que se fija la tapa. En la tapa hay un recipiente en el que se insertan los ingredientes; el aparato se completa con las paletas mezcladoras y el motor.

Las heladeras de compresión, por otro lado, consisten en un cuerpo de máquina dentro del cual se encuentran el motor y el compresor, y la canasta ocupa solo una pequeña parte de la heladera.

Los dos tipos son muy diferentes en tamaño y dimensiones generales., y estos son los dos primeros factores a evaluar: primero porque, dependiendo de su tamaño, cambian las cantidades de helado que se pueden preparar, y luego entender si puedes preparar un solo sabor a la vez, o darte un capricho con varias mezclas.

Además, es importante saber si se pueden preparar dos sabores con el modelo que elijas; esto depende del número de cestas: los aparatos con dos cestas, una fija y la otra extraíble, te permitirán preparar dos sabores a la vez.

Si solo hay una canasta, y quieres dos sabores de helado, después de haber preparado el primero tendrás que lavar la canasta y proceder con la preparación del segundo sabor.

Hasta hace poco, la doble cesta era una peculiaridad de las heladeras de compresor, pero ahora también existen en el mercado modelos de almacenaje con esta característica.

Como probablemente habrá adivinado, la heladera de almacenamiento es mucho más liviana que la de compresor. En cuanto al espacio, el único aspecto a considerar es si la cesta de la heladera cabe en su congelador o no.

En el caso de las heladeras de compresor, las dimensiones a tener en cuenta son las de tu cocina, ya que estos electrodomésticos ocupan mucho más espacio. En cuanto al peso, un modelo de tamaño mediano pesa unos 10 kg.

Accesorios

En comparación con las otras funciones vistas hasta ahora, la presencia o ausencia de accesorios es ciertamente menos decisiva a la hora de elegir el modelo de heladera a comprar.

Una breve descripción puede ser útil para tener una idea de qué accesorios podría usar y cuáles no necesitaría, y tal vez incluso ayudarlo a elegir el modelo correcto si está indeciso entre dos o más que tienen características similares. .

evaluar los accesorios de la heladera casera

Si el modelo que ha identificado no tiene accesorios suministrados con el aparato, no significa necesariamente que se encuentre frente a una heladera de gama baja.

De hecho, la mayoría de los fabricantes proporcionan los accesorios suministrados y / o por separado, por lo que quizás, antes de comprar, averigüe si el modelo que le gusta ofrece la posibilidad de adquirir algunos componentes adicionales en un momento posterior.

El primer y más popular accesorio para hacer helados es el clásico. cuchara para hacer bolas; aunque no es imprescindible, sigue siendo una bonita herramienta, sobre todo si tienes niños en casa, que sin duda agradecerán un bonito cono con muchas bolas de diferentes gustos.

Otro extra a menudo presente en la caja de helado es el la medida para ajustar las diferentes cantidades de ingredientes y obtener una receta perfecta.

Y siempre hablando de recetas, el libro de cocina, en papel o descargable en línea siguiendo el enlace dentro del paquete, o escaneando el código QR. Los libros de recetas son muy útiles, porque te darán un punto de partida desde el que empezar a preparar tu helado y mejorarte, para luego continuar con tus experimentos de repostería.

Guía de precios de las heladeras

Como has visto hasta ahora, existe una amplia gama de heladeras con diferentes características, funciones y capacidades; todos estos aspectos obviamente afectan el precio.

Los dispositivos más baratos cuestan alrededor 50-100 euros: se trata de heladerías de acumulación (es decir, las que tienen la cesta para guardar en el congelador) con una capacidad no especialmente grande.

Si buscas una heladera de compresor, con buena capacidad y rendimiento profesional, puedes comprar un buen modelo ya con 200 euros, pero no faltan propuestas hiper-tecnológicas y sofisticadas, que tienen un costo incluso 1000 euros.

Como siempre, los factores discriminatorios son su presupuesto y el uso que planea hacer del dispositivo.

Ir arriba