Mejor molinillo de café eléctrico 2022: guía de compra

La clave para un café aromático y con cuerpo es moler los frijoles antes de prepararlos. Y para ello necesitarás un buen molinillo de café eléctrico.

Pero, ¿qué modelo elegir y comprar?

Hay algo en el mercado para todos los rangos de precios, pero después de nuestras pruebas nos dimos cuenta de que aquellos con cuchillas giratorias (las más baratas) no están a la altura, devolviendo un molido desigual.

A continuación hemos recopilado el mejores molinillos de café eléctricos en el mercado, aquellos que ofrecen un molido uniforme y personalizable según necesidades.

Los mejores molinillos de café eléctricos de 2022:

De'Longhi KG 521.M, el mejor molinillo de café eléctrico del mercado

1. De’Longhi KG 521.M

El De’Longhi KG 521.M es el mejor molinillo de café eléctrico del mercado.

Construida completamente de metal, la pantalla LCD de 2.1 pulgadas le permite ajustar la molienda de café en 18 niveles, el aroma en 3 niveles diferentes y establezca su dosis preferida.

El sistema de molienda es de tipo cónico, el más eficiente, y el café se puede almacenar en el recipiente de 350 g suministrado con tapón que ahorra frescura.

El polvo obtenido también se puede introducir directamente en el portafiltros de la máquina de café.

Rommelsbacher EKM 300, el mejor molinillo de café eléctrico por relación calidad / precio

2. Rommelsbacher EKM 300

El Rommelsbacher EKM 300 es el mejor molinillo de café eléctrico por su relación calidad / precio.

Con sistema de molienda cónico, permite personalizar el grado de molienda individualmente en 12 niveles y el recipiente extraíble con tapa que ahorra aroma permite almacenar unos 220 g de polvo.

Es un dispositivo de excelente rendimiento, construido en plástico de alta calidad, al precio justo.

Elegir el mejor molinillo de café eléctrico: guía de compra

Elija molinillo de café según sus necesidades

Cuando decides comprar el mejor molinillo de café, las primeras preguntas que debes hacerte son: ¿Cuál es la necesidad que tienes y qué tipo de molinillo de café necesitas realmente?

Todo depende principalmente de tus hábitos de consumo de café. Si consume varias tazas al día de esta bebida, es recomendable elegir un producto profesional o semiprofesional cualitativamente válido.

Si por el contrario no tomas mucho café al día, puedes optar con seguridad por un modelo eléctrico, el cual se caracteriza principalmente por no tener un costo excesivo y por el hecho de que te permitirá consumir un menor cantidad de café.

Incluso en el caso de molinillos de café eléctricos existen diferencias sustanciales entre los distintos modelos en función de sus características y cómo logran personalizar el molinillo; Todo esto significa que tu elección debe hacerse de acuerdo a tus necesidades y al tipo de café que utilices, ya que esto da como resultado un grado diferente de finura del molinillo.

Junto a los modelos eléctricos, también existen modelos clásicos, de accionamiento manual que permiten moler pequeñas cantidades de café pero que son ideales para quienes consumen una cantidad limitada de esta bebida.

Tipos de molinillos de café

Diferentes tipos de amoladoras

Queriendo hacer una clasificación de los mejores molinillos de café, podemos hacer una primera distinción basada en el sistema de molienda que puede ser de dos tipos; de hecho podemos encontrar dispositivos con cuchillas giratorias o amoladoras con estas últimas que se pueden clasificar a su vez en cónicas o planas.

Veamos brevemente las diferencias:

  • Amoladora cónica: este tipo de molinillo es el que mejor rendimiento proporciona ya que el sistema de molienda consigue obtener un polvo decididamente uniforme y acorde con el ajuste que usted haya configurado. El aspecto más interesante viene dado por el hecho de que el movimiento lento implica menos fricción y generación de calor, no altera en lo más mínimo el sabor del café;
  • Amoladora plana: este es en cambio el sistema más extendido, con un rendimiento definitivamente menor que el anterior, teniendo los molinillos de café que lo utilizan un menor costo;
  • Cuchillas giratorias: este es el sistema más común, especialmente en molinillos de café más económicos, con cuchillas que giran rápidamente y dan lugar a un polvo grueso y un sabor alterado en virtud del mayor calor generado.

Su elección debe estar guiada por la presencia de un sistema de ajuste de molienda ya que este aspecto influye claramente en la calidad del café.

Por lo que acabamos de explicar, los molinillos de café con sistema de molinillo aseguran unos molidos excelentes que se pueden variar a su gusto desde muy fino hasta grueso; a diferencia de los modelos con cuchillas giratorias, la calidad del molinillo depende del tiempo de uso ya que el mayor uso corresponde a los polvos más finos, aunque no siempre es así.

La mayor o menor finura del polvo también depende del tipo de uso que se quiera hacer del café tal cual es. un polvo fino será ideal para el clásico espresso italiano mientras que una molienda más gruesa será perfecta para el café americano.

El reglaje del molinillo, que en la mayoría de modelos está preestablecido y permite moler solo una cantidad precisa de café, se realiza a través de una perilla que te permitirá elegir la cantidad de tazas que deseas obtener.

Específicamente, la capacidad del tanque le permite establecer cuántos granos de café puede guardar con una gama variable de tijeras. desde 50 g para los modelos más pequeños hasta 500 g para los molinillos de café más grandes.

¿Cómo ajustar el molinillo de café?

Ajustar la molienda del café según el gusto.

El ajuste del molinillo de café es bastante importante por este motivo intentaremos brindarte algunas nociones para poder obtener un café perfecto, especificando que no se pueden ajustar todos los dispositivos, especialmente los más económicos.

Otro aspecto que hay que destacar es el hecho de que los ajustes indicados son inherentes a las cafeteras manuales como las que se encuentran en los bares o incluso en los pequeños modelos presentes en el hogar.

En general, los filtros de café individuales tienen una capacidad de 7-8 gramos, pero puede llegar a 14-16 gramos para el doble. La molienda debe hacerse de modo que el tiempo que tarda el café en caer en la taza es de 27 a 32 segundos.

Si el tiempo es más corto, tendrás un café con un sabor ácido que se quema si supera los 32 segundos.

Por lo tanto, en el primer caso, deberá asegurarse de que el café esté molido para obtener un polvo más fino; en el segundo caso, sin embargo, la trituración debe dar lugar a un polvo más grueso.

En ambos casos el rectificado debe realizarse con mucha precisión porque pequeñas variaciones pueden provocar efectos muy sensibles en el mismo.

Finalmente, un último elemento que debes tener en cuenta es que los cambios de temperatura y humedad pueden afectar el dispositivo y las palas; esto significa que es necesario realizar ajustes con frecuencia.

Ir arriba