Hervir: cómo funciona, beneficios y tiempos de cocción

Legumbres, verduras, pescados, carnes, arroces y pastas se prestan a una de las técnicas de cocción más antiguas y utilizadas en el mundo después del asado. Estamos hablando de la hirviendo.

Pero sepa que, por muy sencillo que parezca hervir un huevo o unas rodajas de pechuga de pollo, el error siempre está al acecho.

A continuación te explicamos cómo hervir mejor la comida, aportando sabor, aromas y llenando de nutrientes la mesa.

¿Qué está hirviendo?

Hervir es una técnica de cocción tradicional, superada solo por la parrilla. Para darte una idea de lo antiguo que son sus orígenes, piensa que las primeras ollas fueron pieles de cuero que contenían agua calentada con piedras al rojo vivo.

Fue solo con la invención de la terracota (hace más de 10,000 años) que se comenzó a hablar de la ebullición real.

¿Como funciona?

Al hervir, los alimentos se cocinan convección. Esto significa que el líquido utilizado (generalmente caldo o agua), cuando se calienta, transmite calor a los alimentos cocinándolos suavemente.

Comparado con la cuadrícula, al horno o al freír, la temperatura es siempre constante y nunca supera los 100 ° C (el punto de ebullición).

Puede que no obtengamos la reacción fantasma de Maillard, caracterizada por la clásica costra marrón en la superficie de la carne o pescado a la parrilla, pero el sabor es inmejorable.

Hervir alimentos implica uno variación de los valores nutricionales, que sin embargo podemos recuperar en parte en el líquido de cocción.

La energía térmica propagada altera el estado de las proteínas, que tienden a coagularse y cambiar de color. Para darte un ejemplo práctico, piensa en la pechuga de pollo que se vuelve blanca o la carne roja que adquiere un color más oscuro.

Los almidones, como el arroz, por ejemplo, tienden a hincharse, los cartílagos se ablandan, las gelatinas se disuelven, las sales minerales se dispersan en agua o caldo, mientras que las vitaminas (especialmente la C) pierden su eficacia.

Ventajas y desventajas de hervir.

Brócoli mientras se hierve

Hervir, como cualquier otra técnica de cocción, tiene sus ventajas y, lamentablemente, también algunas desventajas.

Imprescindible si estás siguiendo una dieta adelgazante, te permite cocinar alimentos sin agregar grasa (aceite o mantequilla) y sal, haciéndolos extraordinariamente apetecibles, ricos en sabor, nutritivos y más digeribles.

El calor transmitido a la comida. suaviza las fibras de la carne, ya sea blanco o rojo, manteniéndolo suave y jugoso.

Además, no olvidemos que la energía térmica es un excelente sistema para almacenar alimentos, privándolos de toxinas y gérmenes.

Piense también que algunas verduras y legumbres requieren hervor previo antes de ser consumidas. De lo contrario, podrían resultar incomibles e incluso tóxicos, como algunos tubérculos.

Es improbable que el hervor también tenga algunas desventajas.

De hecho, una cocción demasiado prolongada podría alterar el sabor de los alimentos y, en consecuencia, los valores nutricionales. Comprenderá que dejar pasar un minuto más podría arruinar irreversiblemente su plato.

Consejos útiles y tiempos de cocción.

Pasta hervida en una cacerola

¿Cómo conseguir excelentes carnes hervidas? Siga nuestros consejos de cocina y experimente la diferencia.

Empecemos con carne: su bondad depende sin duda de la elección del corte, ni demasiado magro ni demasiado seco. Luego sumérjase en abundante agua hirviendo, para evitar la dispersión de los nutrientes en el líquido.

Los tiempos de cocción pueden variar según el tipo de carne utilizada y el tamaño de las piezas.

El vegetales todos se prestan a hervir, pero recuerda usar un poco de agua y ya hirviendo, para limitar la pérdida de sales minerales.

Retomando una antigua regla transmitida por nuestras abuelas, verdaderas expertas en sabiduría, recordemos que todo lo que hay bajo tierra como tubérculos, raíces y bulbos debe sumergirse en agua fría; todo lo demás va al agua caliente.

Algunas verduras de hoja verde, como la espinaca, la achicoria y la acelga, se pueden cocinar en una sartén con el agua que gotea. Estarán listos en 2-3 minutos. Las judías verdes y el hinojo necesitan de 5 a 7 minutos para cocinarse, mientras que los espárragos y las crucíferas tardan de 3 a 8 minutos y de 8 a 9 minutos respectivamente.

EL legumbres, fresco o seco, debe sumergirse en agua fría o tibia, agregando sal de cocina solo a la mitad o al final de la cocción.

Pasta, arroz y otros cereales Suelen desprender la mayor parte de los almidones, por lo que para evitar que el agua no se vuelva muy transparente, recuerda cocinarlos en abundante sal y sobre todo líquido hirviendo.

Ciertamente, elegir pasta de calidad y trigo duro también puede ayudarlo a obtener mejores resultados en términos de sabor.

Los tiempos varían, así que siempre preste atención a las instrucciones en el exterior del paquete. Piense que el arroz integral, el centeno, la cebada descascarada, la espelta descascarada, la avena descascarada y el amaranto requieren una cocción muy prolongada (de 40 a 60 minutos).

Cangrejos cocidos con el método de ebullición.

¿Tiene alguna duda sobre el mariscos y sopas hervidos? Normalmente la regla es sumergir el pescado y el marisco en un poco de agua y ya hirviendo.

La lubina (lubina), el bacalao, la merluza, la trucha y el salmonete dan su mejor momento cuando están debidamente cocidos.

Los tiempos también en este caso pueden variar según el tamaño del pescado y la variedad elegida. Para la lubina, espere unos 20 minutos. En cualquier caso, comprueba que la piel se desprenda fácilmente de la espalda: este es un secreto infalible para no equivocarte nunca.

De hecho, una cocción demasiado prolongada puede dar lugar a carnes fibrosas, poco fragantes y escamosas.

Pulpo, calamar grande y sepia requieren tiempos mucho más largos para obtener platos excelentes. Utilice las puntas del tenedor para comprobar.

Camarones y similaresen su lugar, deben sumergirse en agua hirviendo durante unos minutos.

También te puede gustar