Cocinar en el horno: cómo funciona y técnicas aplicables

Entre las técnicas más recomendadas y utilizadas en la cocina, la repostería es la solución a casi todos los males. Versátil y práctico, permite obtener platos sabrosos y elaborados a base de carnes, pescados y verduras, postres extraordinarios y tortas altas y suaves con el mínimo esfuerzo.

¿Pero conoces en profundidad todo el potencial de tu horno? ¿Sabes que además de la funcionalidad básica, podrás lograr mucho más? Descubrámoslo juntos: ¡te sorprenderás mucho!

¿Cómo se cocina en el horno?

Demos un paso atrás e intentemos entender cómo funciona el horno doméstico. De hecho, no basta con encender el aparato, configurar la temperatura correcta, cualquier temporizador y esperar a que el plato esté listo.

Hay muchos modelos, cada uno con características y funcionalidades que conducen a resultados diferentes.

Desde un punto de vista técnico, la cocción en el horno se realiza por radiación. En términos más simples, significa que el calor del aparato se esparce por toda la cámara, envolviendo los alimentos, favoreciendo primero la cocción externa y luego la interna.

El calor se expande por ondas electromagnéticas, ¡pero cuidado! Cuando colocas los ingredientes en una fuente o sartén refractaria, la distribución también se lleva a cabo. por conducción.

Esto permite, por tanto, obtener una cocción uniforme y lenta, ideal para guisar, estofar o dorar sin correr el riesgo de quemar los alimentos de forma ruinosa.

¿Estático o por convección (ventilado)?

Hasta ahora, esperamos que todo esté claro. Como dijimos anteriormente, cada horno está equipado con funciones especiales que permiten diferentes métodos de cocción, capaces de reemplazar por completo el uso de la estufa (o casi).

Los dos modos más famosos son estático y ventilado.

El horno estático prevé la radiación de calor solo en dirección vertical, sin otros movimientos. La cocción se realiza lentamente, desde el exterior hacia el interior, y es ideal para la elaboración de postres (bizcocho o hojaldre sobre todo) y masas con levadura como el pan o la pizza.

Recomendado:  Pasta rigatoni

EL hornos de convección, o ventilado, aprovecha un sistema de circulación de aire caliente que te permite cocinar los alimentos en el exterior, creando esa deliciosa costra en la superficie, manteniendo el interior suave y jugoso, sin resecarlo.

Por eso este tipo de cocción es ideal para lasañas, guisos, asados, verduras rellenas pero también para postres con corazón blando, tartas y bizcochos.

Pros y contras de hornear

Hornea varios platos en el horno.

Ya nos hemos adelantado algo, pero entrando en más detalle intentamos descubrir todos los beneficios y desventajas de cocinar en el horno.

Pro

  • Es ideal para Cualquier comida;
  • El calor se propaga lentamente desde el exterior hacia el interior. Esto le permite crear recetas crujientes por fuera, húmedas y extraordinariamente suaves por dentro;
  • Hornear en el horno le permite preparar platos sabrosos, pero de bajo en grasas y sal;
  • Dado que se trata de una cocción menos agresiva que, por ejemplo, cocinar en una sartén, es mucho más difícil de quemar la comida, especialmente si utiliza platos de horno con tapa o la técnica del papel de aluminio.

Versus

  • Requiere más tiempo en comparación con otros métodos de cocción;
  • Las altas temperaturas que el horno es capaz de alcanzar pueden alterar la biodisponibilidad de los nutrientes presente en los alimentos, destruyendo vitaminas y minerales. Por tanto, es fundamental no ir más allá del grado de cocción requerido.

Técnicas de horneado que se pueden realizar en el horno.

Su horno puede cocinar cualquier cosa, pero es importante conocer diferentes técnicas para no cometer errores graves. Analicémoslos uno por uno: se te abrirá un mundo.

Gratinar

Hornee en el horno con la sartén de hierro.

El gratinado le permite completar la cocción de los alimentos con un ligero corteza dorada y crujiente en la superficie. Se obtiene a través del modo grill del horno, con especial atención al tiempo y la temperatura.

Ideal para cocinar pasta, pescado y verduras, se elabora cubriendo los alimentos con bechamel, queso o mantequilla derretida y completando con abundante pan rallado.

Recomendado:  Salsa saludable de zanahoria asada

Cocine en el horno unos minutos, a temperatura máxima, colocando el plato en el estante superior, hasta que se forme una costra en la superficie.

Para saber mas → Cómo cocinar gratinado: consejos, trucos y procedimiento

Al vapor

La cocción al vapor aprovecha las ventajas de la función termoventilada. Este tipo es especialmente adecuado para alimentos húmedos como pescado y carne, pero también para masas con levadura. El vapor, distribuido uniformemente por toda la cámara, ahorra tiempo y energía en comparación con la cocción tradicional.

Para saber mas → Cocción al vapor: beneficios, cómo hacerlo y consejos

Horneado

Cocinar en papel de aluminio hecho en el horno.

Elija la cocción con papel de aluminio para la preparación de alimentos saludables. Los alimentos se cocinan por fuera con regularidad, manteniéndolos suaves y jugosos por dentro y sin perder los nutrientes. No requiere un uso excesivo de condimentos, por lo que no es necesario abundar en aceite y sal.

Todo lo que necesita es un papel de aluminio o papel de horno suficientemente grande. Humedece la comida con agua, sazona a tu gusto y cierra como un caramelo. Dejar en el horno no más de media hora, para evitar que los alimentos se sequen demasiado, sobre todo si se trata de carnes blancas.

Para saber mas → Cocinar en papel de aluminio: qué es, cómo hacerlo y mucho más

Corteza

Por el nombre comprenderá por qué se llama así. La cocción en costra consiste en una cubierta que envuelve los alimentos con el fin de retener aromas y sabores. En este sentido, se utiliza sal o una masa amasada. Es ideal para cocinar carne, pescado o patatas.

Para saber mas → Cocinar con sal: características, cómo hacer y recetas

En baño de agua

Extraño pero cierto, puedes cocinar al baño María dentro de tu horno. Equípate con dos contenedores de diferentes tamaños. Llena el más grande con 2/3 de agua e inserta el recipiente más pequeño con los ingredientes a cocinar.

Ponga el aparato en modo estático a una temperatura inferior a 100 ° C. Tenga cuidado de no hervir el agua y si se evapora, agregue más sin exagerar.

Recomendado:  Cómo abrir y limpiar los erizos de mar (y cómo cocinarlos)

Esta técnica es perfecta para cocinar budines, soufflés, tartas de verduras, flan y huevos en cocotte.

Para saber mas → Cocinar al baño maría: que es, como funciona, para que sirve

Vasocooking

Hornear en el horno con una jarra.

Cocina de vanguardia y aliado de la salud, es ideal para recetas dulces y saladas. La técnica utiliza vapor para crear un ambiente húmedo y cálido dentro del frasco de vidrio para cocinar los alimentos de una manera lenta y delicada. preservando las propiedades nutricionales.

Requiere el horno de convección configurado a una temperatura entre 60 y 150 ° C. La cocción puede tardar de 5 a 20 minutos, según los ingredientes elegidos y su tamaño.

El único alimento que no se puede cocinar en ollas es el hongo, cuyas toxinas quedan atrapadas en el recipiente sin posibilidad de eliminarlas.

Para saber mas → Vasocooking: que es, ventajas y como hacerlo

Con piedra refractaria

Úselo para preparar una pizza con un sabor similar al que se prepara en un horno de leña. Todo lo que tienes que hacer es poner el aparato a la temperatura máxima para cocinar la masa. en poco tiempo. Después de completar con el condimento, si es necesario, inserte la piedra refractaria nuevamente en el horno para dorar la superficie.

Con esteatita

Particularmente adecuado para cocinar carnes de cierta consistencia y tamaño (piense en filetes), también es perfecto para quesos, crustáceos, pizzas y wraps. La piedra es particularmente resistente a las altas temperaturas y permite que el calor se extienda por toda la superficie durante una cocción uniforme y rápida, sin añadir condimentos ni grasas.

Pilaf

La cocción pilaf toma su nombre del arroz para el que se utiliza. Pruébalo al horno: quedará realmente delicioso, fragante, crujiente y sabroso.

Después de haberlo frito, sumérgelo en el caldo y cocínalo a una temperatura de 200 grados en un recipiente grande por no más de 20 minutos. Tan pronto como haya absorbido todo el líquido, completar con hojuelas de mantequilla. Dorar por unos minutos y servir caliente.

Scroll al inicio