Cómo limpiar la cafetera italiana moka de la manera correcta

Para los amantes del café es una amiga inseparable y fiel, la compañera de mil aventuras que nunca pierde el ritmo. Hablo de la moka, el utensilio doméstico que nunca falla en ningún hogar italiano.

Los verdaderos admiradores del café lo guardan celosamente y lo cuidan casi como si fuera una joya, siempre limpio y en perfecto estado.

Pero a veces sucede que algo anda mal y que la moka favorita, la que hace el mejor café del mundo, no logra dar lo mejor de sí. ¿Síntoma preocupante? Para nada, si la moka ya no funciona como debería, lo más probable es que sea cuestión de limpieza.

hoy te explico como limpiar la moka de la mejor manera, tanto en el día a día como para un lavado más a fondo a realizar periódicamente. Vamos a ver cómo se hace juntos.

  • ¿Aún no tienes uno? Entonces echa un vistazo a la nuestra guía sobre el mejor moka.

Limpieza diaria de la cafetera moka

Después de su uso, seque la moca con un paño.

Para un buen café es fundamental que la moka esté siempre limpia y esto depende mucho del tratamiento diario que se le haga.

Es importante no lavar la cafetera con lavavajillas u otros jabones. También está prohibido ponerlo en el lavavajillas.

Si te preocupa tu moka para la limpieza diaria, solo usa solo agua caliente, eliminando residuos de café e incrustaciones. Basta frotar con la esponja, solo mojada, pasando la moca bajo un chorro de abundante agua.

Después de eso, todo lo que se necesita secarlo con un paño, eliminando la humedad y evitando que se formen condensaciones y malos olores en su interior.

Así es como se puede colocar, sin montarlo, en la alacena o en otra zona seca de la cocina.

Limpieza periódica de la moka.

Como te anticipé, además de la limpieza diaria, la moka necesita periódicamente algunos cuidados extra que le permitan mantenerse saludable y devolver siempre un excelente café.

En primer lugar es importante comprobar que todas las piezas de la cafetera estén intacto, principalmente junta y filtro.

Junta y filtro moka

El sello no debe haber perdido en exceso su típica suavidad; si no, ha llegado el momento de cambiarlo. Si, por el contrario, los orificios del filtro están obstruidos, será necesario liberarlos con un alfiler de residuos de café.

En cuanto a la limpieza de las piezas, puedes elegir diferentes formas.

De vez en cuando durante la limpieza diaria puede verter una cucharadita de bicarbonato en la caldera y otra en el filtro. Se cierra la cafetera y se deja reposar un rato. Vacía el café tras el primer uso y vuelves a empezar con la rutina habitual.

Otra técnica a utilizar para limpiar periódicamente la moka es sumergir las piezas que la componen en agua hirviendo combinada con una cucharada de vinagre blanco. Esta solución ayuda eliminar las incrustaciones y la cal.

limpieza interna moka

Para eliminarlos también en el interior, es útil rellenar el depósito de vez en cuando. mitad de agua y mitad de vinagre blanco, luego poner la moka en el fuego. De esta forma, la mezcla que sube a la superficie arrastra consigo toda la caliza espesada y limpia el depósito por dentro (también en este caso proceder con un café vacío).

Si no te gusta el vinagre, puedes sustituirlo por bicarbonato de sodio, para mezclar siempre con agua.

En el final, si no utiliza la cafetera durante algún tiempo Te invito a poner unos terrones de azúcar o dos cucharaditas de café en el tanque: absorben cualquier olor, y así la moca se conserva sin dañarse.

Ir arriba