Estofado de ternera, cerdo, pollo e incluso pez espada y verduras: ¿cuántas veces has oído hablar de él? Pero, ¿sabes en qué consiste esta milenaria técnica de cocina y qué ventajas conlleva? Descubrámoslo juntos.

¿Qué es la soldadura fuerte?

Estofar literalmente significa cocinar un alimento. a fuego lento dentro de una cacerola, o más específicamente en la sartén bratt rectangular u ovalada con tapa de caja.

En la práctica, la soldadura fuerte es una técnica de cocción. complejo y articulado, que requiere unos pasos previos, imprescindibles para obtener una carne jugosa, tierna por dentro y bien cocida por fuera.

Este método ancestral está destinado principalmente a la cocción de grandes trozos de carne roja o de granjas avícolas como pollo, pavo, pintada, capón, pero puedes aplicarlo, si lo deseas, también a pescados y verduras con resultados muy interesantes.

La complejidad de la soldadura fuerte, en nuestra opinión, depende de la operaciones preliminares (manteca o marinar).

Antes de cocinarse, la carne debe dorarse, acompañada de condimentos grasos ya calientes, para que se adhieran a la superficie mientras se dora y al mismo tiempo le da sabor (y ya está, el problema del sellado se supera en gran medida).

Luego, la carne se transfiere a una cacerola grande con tapa y se humedece con un poco de agua. Luego sigue una larga cocción en el horno o en la estufa, a muy bajas temperaturas, dejándola hervir a fuego lento.

Recomendado:  Cómo almacenar queso provolone

Ventajas y desventajas de la soldadura fuerte.

En la cocina es importante conocer las técnicas básicas de cocción, para poder llevar a la mesa platos sabrosos y suculentos. Y la soldadura fuerte también tiene sus pros y sus contras.

Entre las ventajas, podemos decir que le permite cocinar grandes trozos de carne, aves o pescado de manera uniforme. Las fibras permanecen tiernas y ricas en sabor, mientras que el exterior está bien cocido y dorado.

La carne braseada conserva sus propiedades nutricionales y aromas, sin obligarnos a añadir grandes cantidades de grasa. Entonces resulta ser una bonita técnica de cocina. saludar, pero con algunas desventajas.

Listo estofado y servido en plato

De hecho, para obtener resultados satisfactorios, es importante que elija un buen corte. Eventualmente, se puede tratar la carne con manteca o adobo, pero de esta manera los tiempos de preparación ellos estirarían de vez en cuando.

Así que, si planeas llevar a la mesa un buen estofado de carne, te aconsejamos que te organices lo mejor que puedas.

Aunque los tiempos de cocción te permiten realizar más operaciones en casa o darte unos momentos de relajación, te sugerimos revise periódicamente el interior de la olla para evitar que el contenido se queme o se pegue adversamente al fondo.

Diferencias entre estofado y guisado

Estofado y guisado no son lo mismo, incluso si algunos usan los dos términos incorrectamente como sinónimos. ¿Cuáles son las diferencias?

Primero de todo el elección de carnes. El estofado, de hecho, es preferible para trozos grandes de carne, mientras que el guiso es ideal para cocinar trozos más pequeños.

además, el cantidad de liquido de cocina utilizada. A la carne braseada se le añade un poco de agua, vino o caldo (de lo contrario hablaríamos de cocido), mientras que las grasas añadidas y la humedad natural del alimento se utilizan para el cocido.

Recomendado:  ¿Cómo funciona el hervidor eléctrico?

Finalmente, el el dorado es imprescindible en la soldadura fuerte mientras que es totalmente opcional en el segundo caso.

¿Cómo estofar? La técnica explicada paso a paso.

Estofado a la mitad de la cocción

A continuación, explicamos el etapas de soldadura fuerte:

  1. Consíguete un buen trozo de carne. Verifique si primero necesita marinar en vino o manteca de cerdo (solución preferida con cortes más magros). En este caso, le aconsejamos que haga unas incisiones en la superficie e introduzca tiras de tocino o manteca de cerdo previamente aromatizadas con ajo, perejil o pimienta;
  2. Ate la carne con hilo de comida y transfiérala a una sartén para dorarla. Proceder a fuego alto y en grasa caliente (aceite o mantequilla), hasta que la pieza esté dorada;
  3. Transfiera la carne u otros alimentos a una cacerola con tapa. Agregue un poco de líquido, eligiendo entre vino o adobo filtrado, y cubra con la tapa;
  4. Complete la cocción en la estufa a fuego muy lento, o en el horno a 130 ° C, durante aproximadamente 3-4 horas. Revisa de vez en cuando la cocción, remueve y en cuanto se haya evaporado el líquido, intégralo con agua, vino, otro adobo o caldo de carne.

Si está cocinando pescado o verduras con la técnica de braseado le sugerimos mantenga la tapa ligeramente abierta o retírela por completo, para evitar que los líquidos se evaporen.

En este punto, solo queda disponer la carne a la brasa en un plato de servir, cortarla en rodajas y servirla con sus jugos de cocción (que quedarán bien reducidos). A la primera degustación, la carne quedará muy tierna por dentro y bien cocida por fuera.

Sobre el autor

Scroll al inicio