Es inevitable: cuando hablamos de picnic, ¡inmediatamente pensamos en la barbacoa! En exterior, pero con las precauciones necesarias, o en el huerto de casa, un poco de carbón y carne de calidad son suficientes para conseguir siempre que todos estén de acuerdo, devolviendo alegría y sonrisas.

En el grupo siempre hay un experto en asadores, maestro asador y guardián de secretos preciosos. Y aquí es donde viene la diversión: ¿estás realmente seguro de que se respetan todas las reglas para una barbacoa perfecta?

¿Alguna vez ha oído hablar de la temperatura interna de la carne o el pescado? El factor es decisivo para la preparación de una barbacoa ad hoc, pero al final es decisivo para cualquier otra preparación. Abróchate bien los delantales, equípate con un termómetro de sonda y sigue nuestras sugerencias paso a paso.

Estamos a punto de revelar los secretos de una cocina impecable. ¿Estás listo? ¡Vamos a empezar!

Los factores que afectan la cocción de la carne.

Para obtener una excelente carne a la brasa, sabrosa y tierna, hay que tener en cuenta varios factores: en primer lugar, el corte y el tamaño del ingrediente principal, el peso y, por supuesto, el grosor. Puede parecer un detalle menor, pero en realidad incluso la diferencia de un centímetro «trivial» puede comprometer la cocción interna de los alimentos.

Allí temperatura inicial también tiene un papel central. La carne blanca, roja o de pescado tardará más si la acaba de sacar del congelador o del frigorífico, en comparación con las rebanadas que ya están a temperatura ambiente.

También preste atención a elección de herramientas. Una parrilla con temperatura controlada puede ofrecerle excelentes resultados, al igual que una parrilla de hierro fundido que, al retener mejor el calor, le permite cocinar la carne a la perfección.

Recomendado:  Cómo limpiar el rape y cómo cocinarlo

Para ser claros, la temperatura interna de la comida permite experimentar y reducir al máximo el riesgo de cometer errores graves, dejar la comida cruda en su interior u obtener carnes fibrosas y duras.

Termómetro de sonda: el uso correcto

Termómetro de sonda ThermoPro

Profundicemos en este mundo complejo. Eso sí, habrás entendido que no basta con elegir un buen corte de carne y ponerlo en la barbacoa. Asar a la parrilla es un arte y, como todas las preparaciones en la cocina, aprovecha el poder de la química. Cada ingrediente tiene su propia temperatura interna que afecta la cocción final.

Los expertos en la materia se orientan más o menos tocando la carne con la palma de la mano. Sin embargo, este truco no es científico en absoluto y proporciona información aproximada, sin embargo, se refiere únicamente a los filetes.

Para obtener datos más fiables, recomendamos utilizar un termómetro de sonda. ¿Pero sabes cómo usarlo correctamente?

El mercado ofrece una amplia variedad de utensilios de cocina muy útiles para cocinar los alimentos a la perfección y sin dejar nada al azar. Están disponibles en varias versiones: infrarrojos, plegables, analógicos o digitales, pero todos capaces de devolver valores precisos y fiables.

Para conocer la temperatura real de la comida, simplemente presione la clavija del termómetro profundamente en el centro de la comida.

Como ya hemos tratado anteriormente, ten cuidado de no tocar el hueso porque podría darte valores diferentes y distorsionados. Además, tenga en cuenta que incluso la grasa tiene su por qué. La mayoría de las veces, de hecho, realiza una acción aislante que reduce la temperatura interna unos pocos grados en comparación con la de la carne circundante.

¿Cuál es la temperatura de cocción correcta para la carne de res?

Carne de res medianamente rara

La temperatura de cocción de la carne varía de 48 a 92 ° C, dependiendo del corte elegido, el grosor y por supuesto el resultado deseado.

Esto significa que, si está buscando una carne tierna pero rara, la temperatura de cocción de la carne debe ser de 48-50 ° C; a 51-53 ° C para bistecs medio cocidos; a 54-57 ° C para una loncha mediana, mientras que a 63 ° C y más para una carne bien cocida.

Recomendado:  Autólisis: que es, como se hace y cuando se necesita

¿Tiene curiosidad por saber la temperatura correcta de cocción del asado (que no debe confundirse con rosbif)? Para tener un buen resultado, la temperatura interna debe ser de al menos 85 ° C. No se sorprenda: sepa, de hecho, que este corte de carne es muy articulado, que consta de una estructura con mucho tejido conectivo duro que comienza a cambiar solo a 74 ° C.

¿Cuál es la temperatura de cocción correcta para el pollo?

Filete de pollo perfectamente cocido

El pollo y el pavo son muy sensibles y están sujetos a contaminación por virus y bacterias, por lo que se puede definir la carne como realmente cocida cuando alcanza una temperatura interna de 75 ° C.

De esta forma, las bacterias que acechan en las fibras serán eliminadas de forma permanente por el calor, mientras que el interior de la carne quedará tierna, sabrosa y jugosa. No recomendamos usar una llama más alta para tratar de acelerar los tiempos de cocción. Solo obtendrá un filete duro y fibroso.

Para comprobar la temperatura de cocción del pollo entero, sugerimos utilizar el termómetro de sonda muy útil también en este caso. Cada parte del ave, de hecho, tiene una textura y un tamaño diferente, por lo que podrías correr el riesgo de llevar a la mesa más secciones cocidas y otras mucho menos.

Para no equivocarse, inserte el pasador de la herramienta de cocina en el centro de la articulación del muslo y estará seguro de un resultado óptimo. Pero tenga cuidado de no tocar el hueso, ya que la temperatura en esta zona aumenta con bastante rapidez y podría falsear la indicación. Sin embargo, sepa que este particular también es útil para pavo y muchos otros tipos de carne.

La temperatura de cocción del cerdo.

Cerdo desmenuzado

El cerdo, que es sabroso y tierno, requiere atención adicional, sin embargo, dada su susceptibilidad a la salmonela y al Staphylococcus aureus resistente a la meticilina (o MRSA), una bacteria que puede provocar fiebre, dolores musculares y una sensación generalizada de malestar.

Recomendado:  Cómo almacenar y congelar limones durante mucho tiempo

Para evitar contraer enfermedades, a pesar de los estrictos controles, es recomendable hacer referencia a una temperatura de cocción del cerdo de 72 ° C, aunque los cortes más magros como el filete se pueden llevar fácilmente a la mesa a 65 ° C.

La excepción es la carne de cerdo desmenuzada, es decir, la carne de cerdo desmenuzada, para la que se utiliza una paleta, un cuello o una pierna entera del cerdo. Para poder desmenuzar la carne correctamente, es necesario obtener una temperatura interna de unos 85 ° C.

La temperatura de cocción del pescado.

Salmón raro

¿Cómo saber si el pescado está bien cocido? Algunas personas usan métodos poco ortodoxos, como poder sacar fácilmente la aleta dorsal con la mano. Otros, en cambio, observan los bordes coloreados de los filetes (obtenidos de la proteína solidificada).

Deje estas estrategias a un lado y confíe en su confiable termómetro de sonda, el único capaz de brindarle las indicaciones correctas. Para el pescado entero, asegúrese de que el alfiler no se apoye en el lomo. De hecho, en esta zona la temperatura sube más rápidamente que en las carnes.

Recuerda que la temperatura de cocción del pescado no debe ser alta porque de lo contrario la carne se seca y hace que el plato sea prácticamente incomible. Por lo tanto, solo 50 ° C es suficiente para los filetes de atún y salmón. El bacalao requiere una temperatura ligeramente superior a 58 ° C.

Temperatura de cocción de la carne: más consejos

La carne a la brasa se puede acompañar con sabrosas verduras y tubérculos cocinados en la barbacoa o en la sartén de hierro fundido. En este caso, la temperatura interna no juega un papel indispensable porque el riesgo para la salud es cero. Por tanto, puedes cocinar según tus preferencias. Sin embargo, señalamos que las papas enteras son difíciles de cocinar a la perfección. Por tanto, para comprobar la cocción, sumerja la sonda del termómetro de cocina en el centro y asegúrese de que el valor sea igual a 90 grados.

Ahora que has aprendido la importancia de la temperatura interna de la carne, date el gusto de asar con amigos, prepara tus platos en el horno o en una sartén sin miedo. No olvide, sin embargo, que después de cocinar la carne debe dejarse reposar. En esta etapa, preste mucha atención porque la temperatura interna podría aumentar en 2 o 3 grados y así comprometer la cocción del plato de alguna manera, haciéndolo más difícil.

Scroll al inicio