Cómo almacenar masa de pizza: todas las soluciones posibles

La pizza es sin duda el producto gastronómico italiano que más ha conseguido conquistar a todos los glotones del planeta.

La masa está hecha únicamente de harina, agua, levadura y una pizca de sal solamente. Para aliñarlo, por regla general, se utiliza salsa de tomate, mozzarella y aceite de oliva virgen extra, pero como sabemos queda al gusto de quien lo come, aliñarlo como prefiera.

Pero, ¿cómo se conserva la masa de pizza casera?

Puede ocurrir que quieras preparar una pizza casera, amasada con tus propias manos y dejada leudar con mucho cariño, pero a veces se prepara más con la intención de reutilizar la masa para cuando se acaba el tiempo.

Bueno, conservar la masa de pizza es posible, hay varias formas, pero para hacerlo debes seguir algunos pasos básicos para evitar arruinarla. Así es como.

Cómo almacenar la masa de pizza a temperatura ambiente

Antes que nada, te recordamos que para obtener una excelente pizza y una buena masa para conservar, la hidratación de tu masa es fundamental.

Dicho esto, veamos en detalle cómo conservar la masa de pizza ya leudada, a temperatura ambiente.

No se recomienda dejar la masa en contacto con el aire porque la masa podría secarse, por lo tanto cúbralo siempre con una película adhesiva o un paño.

Prepara tu masa habitual y déjala leudar el tiempo necesario. Después de eso, engrasa un recipiente hermético con aceite y pon toda la masa dentro (esto ayuda a que la masa no se pegue a las paredes del recipiente).

Deja reposar una hora más, y notarás la pasta habrá comenzado a subir de nuevo.

En este punto, porcionarlo y colocarlo en recipientes más pequeños, siempre engrasados ​​con aceite para evitar que la masa se pegue y facilitar la salida posterior. Cierra los recipientes herméticamente y coloca la masa en la oscuridad.

De esta manera se puede conservar la masa de pizza aunque sea por una noche entera (o medio día) antes de prepararlo para el horno.

Este tipo de almacenamiento es útil para conservar mejor la masa mientras tiene más pizzas para cocinar en su banco de trabajo. Evitarás estropear tu trabajo preservándolo del aire.

Además, este tipo de conservación es útil si quieres preparar la masa con mucha antelación, quizás porque tienes invitados para cenar.

Cómo guardar la masa de pizza en la nevera

Mantener la masa de pizza en el frigorífico te ayudará si por casualidad has hecho más masa de la que deberías, o si quieres crear una pizza con una levadura más lenta.

Continúe haciendo su receta de pizza favorita, luego deje que la masa suba. Pasado el tiempo de reposo, dividir en porciones individuales, útil para hacer una pizza.

Ponga la masa en porciones en un recipiente limpio, después de haberla enharinado bien. Alternativamente, puedes poner la masa, siempre bien enharinada, en una bolsa para guardar alimentos.

¿Cuánto dura la masa de pizza en la nevera? Bien cerrado, se puede guardar hasta dos semanas.

Cómo guardar la masa de pizza en la nevera

Cuando te apetezca un triangulo pequeño de pizza aromática o una focaccetta, saca la masa de la nevera y déjala reposar durante 30 minutos, sin sacarla de su recipiente ya temperatura ambiente. Después de eso, estira la masa, rellénala a tu gusto y cuécela como lo haces habitualmente.

Guardar la masa de pizza en el frigorífico también es una forma de potenciar su sabor.

Esto se debe a que el frío de la nevera no detiene por completo la levadura, sino que la retrasa. Este proceso consumirá los azúcares contenidos en la masa y desarrollará dióxido de carbono.

Al hacerlo, tiene lugar un lento proceso de fermentación que cambia el sabor de la masa que se vuelve más incisiva y robusta.

Puedes utilizar este tipo de conservación, por ejemplo, si quieres combinar en la pizza quesos curados, embutidos curados o verduras con mucho sabor como cebollas, puerros o pimientos.

Cómo almacenar masa de pizza en el congelador

¿De vez en cuando sientes un impulso irresistible de darle un mordisco a una margarita? Entonces la solución ideal es tener porciones de masa listas para descongelar en el congelador.

Desafortunadamente, se necesita paciencia para disfrutar de una buena pizza. Hay que esperar a que llegue el momento de amasar y que termine el proceso de fermentación.

Pero si tienes masa de pizza preparada en el congelador, todo se vuelve mucho más fácil. Averigüemos cómo conservar la masa de pizza si desea utilizar el congelador.

Al igual que en el caso de la conservación en nevera, amasar y esperar a que se produzca la fermentación. Después, porciona una cucharada de masa, útil para hacer una pizza, y congélala enharinada, en una bolsa para congelador o en un recipiente hermético bien limpio.

La masa puede permanecer en el congelador hasta por tres meses.. A diferencia de la estancia en la nevera, en el congelador cesa por completo su fermentación.

Para usarlo, muévelo durante cinco o seis horas en la nevera y luego déjalo durante una hora a temperatura ambiente. La masa debe estar siempre cubierta con un film o dentro de su recipiente.

La masa nunca debe estar en contacto con el aire, de lo contrario se formará una costra dura, difícil de amasar.

De esta forma tendrás una masa perfecta, sin necesidad de amasar cada vez. Sacando tus raciones por la mañana, puedes almorzar o cenar con una pizza humeante en la mesa.

La masa previamente congelada se cocinará perfectamente y el olor y sabor de tu pizza será exactamente el mismo.

Ir arriba