¿Demasiada sal? He aquí cómo arreglar un plato que está demasiado salado

Solo unos pocos granos más de sal son suficientes para arruinar un plato preparado con mucho amor y atención. ¿A quién no le ha pasado nunca? Pero No se desesperenAfortunadamente, en la cocina hay remedio para casi todo (de hecho, para los tostados todavía no hay soluciones alternativas).

Una papa, unas cucharaditas de azúcar o una fruta podrían convertirse en tus mejores aliados. ¿Estas listo? allí cómo preparar un plato demasiado salado con trucos simples pero efectivos.

Cómo remediar demasiada sal

Debido a las prisas o distracciones, todos nos hemos pasado un poco de sal. Pero no todo está perdido: puedes remediar el error practicando unos sencillos trucos.

Sin embargo, antes de comenzar, queremos darte un consejo importante: probar siempre los preparativos, sean los que sean, ¡incluso tus caballos de batalla! Por mucho que seas un experto y tengas mucha práctica, los alimentos no son todos iguales. Para ser claros, a pesar de utilizar los ingredientes habituales, cada uno tiene características distintas en función de la añada.

Aclarado este punto, sepa que el mejor método para corregir un plato demasiado salado es aumentar las dosis presentes en la receta. ¿Y si esto no es posible? Puedes intentar agregar más usando el principio de dilución.

En este sentido, la nata puede convertir tu plato en comestible aunque, inevitablemente, altere su sabor.

La patata es otro remedio usado y transmitido por nuestras queridas abuelas. El tubérculo crudo absorbe, aunque levemente, el exceso de sal. El pan duro previamente remojado puede garantizar buenos resultados, pero ciertamente no hará milagros si las cantidades de sal son realmente exageradas.

Alguien contrarresta la sal con un alimento ácido como el limón o el vinagre, pero habrá que prestar mucha atención porque es bastante arriesgado: en determinadas condiciones un sabor potencia al otro.

El azúcar contrasta con la sal pero solo en las preparaciones a base de tomate. En otras circunstancias desafortunadas, podría hacer que el plato no sea comestible porque se percibirían ambos sabores. Lo que no es muy tranquilizador, ¿verdad?

Para ayudarte, evitando cometer pifias, hemos pensado en brindarte el remedio adecuado para cada preparación.

Pasta demasiado salada: cómo mitigar el sabor

La pasta demasiado salada se puede corregir solo con la adición de agua, pero el riesgo de que se cocine demasiado está a la vuelta de la esquina. Todo el mundo tiene distracciones, pero se pueden evitar prestando atención a la combinación de ingredientes y combinando salsas o condimentos suaves para amortiguar el sabor.

Cómo remediar una salsa demasiado salada

Las salsas de tomate se recuperan más fácilmente. Para equilibrar el sabor puede utilizar el nata para cocinar o uno queso crema, siempre que no entre en conflicto con los sabores principales.

Alternativamente, agregue pequeñas dosis del Leche, de El miel o de nuevo delvinagre de sidra de manzana.

Allí patata Sin duda, es un remedio muy eficaz para absorber parte de la sal. Pelar uno mediano, lavarlo y sumergirlo en el ragú. Si no le molestan los sabores contrastantes pero armoniosos, agregue una pequeña cantidad de mantequilla o dos terrones de azúcar.

También puedes utilizar estos remedios en otras preparaciones a base de tomate como albóndigas con salsa o rollitos de carne con salsa de carne.

Cómo corregir un risotto demasiado salado

¿Has decidido llevar a la mesa un buen risotto con boletus o azafrán pero, probándolo, te diste cuenta de que es terriblemente salado? En sí mismo, el plato lleva bastante tiempo y mucha atención a los detalles. Un sabor excesivo acabaría arruinando tu trabajo pero, afortunadamente, aún no todo está perdido.

Agregar al risotto demasiado salado unas gotas de jugo de limón (solo dos o tres serán suficientes) y mezclar todo enérgicamente. En unos segundos la magia está hecha: ¡degustar y servir!

Cómo preparar un caldo demasiado salado o una sopa

Corregir sopas y caldos de carne o verduras de alto sabor no es tan difícil. En estos casos, agregando un poco de agua puede salvarlo de un desastre total.

Además, el sabor de la sopa de verduras demasiado salada se puede atenuar. con jugo de limón o una manzana verde. Esta última es capaz de absorber muy bien la sal: para un mejor resultado, pélala con cuidado y sumérgela en tu preparación durante no más de 5 minutos.

En el caso de una sopa de frijoles puedes ir en dos direcciones: elige usar jugo de limón y manzana, o agrega 50 g de arroz cocido, sin sal, para verter en una gasa esterilizada cerrada con hilo de cocina. Simplemente sumerja esta bolsa en el plato durante 5 minutos para absorber el exceso de sal.

Si eso no es suficiente, puede agregar uno papa entera, pelado y lavado o una cucharada de almidón de patata, pero recuerda que al ser espesante la sopa se volverá cremosa.

Corregir un asado salado

Si su asado, simple o relleno, es demasiado salado, puede hacer muy poco si ya está cocido: trate de mitigar el sabor de todos modos. agregando algunas hierbas aromáticas.

Si, por el contrario, has notado la excesiva sapidez en el tiempo, puedes recurrir a un remedio verdaderamente infalible: hacer incisiones en la carne y verter agua hirviendo sobre ella. Regrese al horno y continúe cocinando. ¡Prueba y sorpréndete con el resultado!

También te puede gustar