Panificadora: ¿cómo funciona? ¿Vale la pena?

La panificadora es uno de los electrodomésticos modernos más solicitado en los últimos tiempos, como máquina de vacío y freidora de aire. Un dispositivo que permite hacer pan en casa, uno de los alimentos más consumidos por los italianos.

Una comodidad, tenerlo siempre fresco y al alcance de la familia, pero también una forma de comer sano y genuino y con el tiempo también de ahorrando dinero.

Pero también hay que añadir que las modernas panificadoras son capaces de hacer muchas otras masas fuera del pan, representa verdaderamente un recurso invaluable para un amante de la cocina, pero también para aquellos que aman comer sano.

Pero, ¿realmente vale la pena comprarlo? Esta es la pregunta que mucha gente se hace y en este artículo intentaré darte una respuesta. Pero primero, veamos como funciona.

Panificadora: ¿cómo funciona?

Componentes

antes de que entiendas como usar la panificadora es bueno familiarizarse con sus padres componentes. El corazón del dispositivo es el cuerpo de cámara, encerrado en la parte superior a la que se «accede» por un tapa, que como tal se abre y se cierra. En algunos modelos, un ventana que le permite ver lo que sucede durante el procesamiento. Y siempre en la tapa estoy yo teclas que ponen en funcionamiento la máquina con los diferentes programas de mecanizado.

Dentro de cesta en el que la preparación, en todas sus fases, del pan y otros alimentos se realiza con la pala en el centro que se utiliza para amasar. La cesta y la pala son extraíbles para su limpieza y lavado. Es importante que ambos estemos bien posicionados y bien montados, de lo contrario la máquina no funcionará.

Recomendado:  Cómo limpiar y cocinar el Puntarelle

Finalmente, es fundamental no abrir la tapa durante la fase de mezcla y cocción. El contacto con el aire frío podría afectar negativamente al compuesto y hacer que pierda volumen, afectando así al resultado final.

Programas y funciones

Otra cosa imprescindible antes de intentar utilizar la panificadora es conocer el panel de la tapa que alberga programas y funciones. Sin esto es imposible utilizar el aparato correctamente. Tienes que ir familiarizándote con los botones y poco a poco también con los programas a utilizar.

Los estándar de inicio, parada y temporizador deberían ser bastante fáciles. Luego en algunos añadimos el dedicado a dorado de la corteza, que suele tener tres opciones: claro, medio y oscuro.

Para el programasen cambio, es importante entender cómo elegirlos del menú de selección en el que se encuentran los más comunes como Pan Blanco, Pan Integral, Pan Francés, Postre, Programa Rápido y Masa. Es con todos estos y sus características que es fundamental familiarizarse, aprender tiempos y ciclos de cocción.

algunos pequeños trucos

Finalmente, hay algunos pequeños «trucos del oficio» que pueden ayudarlo a usar la máquina de pan de manera más fácil y rápida. Inicialmente mi consejo es usar el libro de cocina, luego como puedes probar cambios y si funcionan, es bueno anotarlas para no olvidarlas.

Antes de sacar el pan de la máquina o incluso alguna otra masa siempre se recomienda comprobar la cocina, si esto no le satisface, puede ejecutar el programa por un tiempo más.

Pasamos luego a los ingredientes adicionales: para potenciar la levadura se puede añadir una pizca de bicarbonato. Para una corteza crujiente, incluso una cucharada de miel tu odias malta, aumentando ligeramente la cantidad de sal.

Recomendado:  Cómo congelar y almacenar el perejil

Entre un uso y otro de la panificadora es recomendable dejalo descansar el dispositivo durante al menos 15 minutos para evitar que el motor se sobrecaliente.

¿Qué más puedes preparar con la panificadora?

Lo bueno de las máquinas de pan modernas es que con ellas se puede preparar una amplia gama de recetas. Pan, bollos y masas son el estándar, pero puedes darte el gusto con pizzas, pizzas pequeñas pero también pasteles, brownies y galletas.

Luego hay muchos modelos que presentan el programa para hacer el mermelada, un programa que luego también se puede utilizar para preparar jarabes y pudines. Hay quien lo usa para hacer lo mismo huevos revueltos, pero yo estoy a favor del proceso clásico.

También ahí tarta de queso viene muy bien y hay quienes también han probado suerte con éxito en la elaboración de Panettone.

No faltan recetas saladas, como pasteles de carne o sopas, guisos y minestrone.

¿Merece la pena comprar la panificadora?

Mi respuesta corta es “¡Sí! Merece la pena comprar la panificadora”, cuanto más larga sea “depende”.

La mayoría de la gente no tiene mucho tiempo para cocinar. Aunque los resultados con batidora planetaria y horno muchas veces no son comparables, es un proceso que requiere atención, destreza y mucho tiempo disponible entre imposición, levadura, dobleces, etc.

Al comprar la máquina de pan adecuada, esa es la que realmente logra amasar, levantar y cocinar una buena barra de pan en total. autonomía, la comodidad está bajo la luz del sol.

Hay otras ventajas, como el hecho de que es mucho más eficiente en términos de consumo de energía en comparación con la cocción en el horno, así como la facilidad de limpieza (sucia mucho menos) o la posibilidad de tener la control total sobre los ingredientes usado.

Recomendado:  Tipos de Pasta Rellena Italiana: Delicias Culinarias Repletas de Sabor

¿Qué máquina de pan comprar?

¿Decidido a comprar la máquina de pan? Bueno, ahora es el momento de elegir cuál llevar. A la hora de seleccionar el más adecuado tendrás que tener en cuenta para qué lo vas a utilizar, para qué recetas, cuánto estás dispuesto a gastar y de cuánto espacio dispones en la cocina.

Ahí Imetec Zero-Glu Pro es el coche tope de gama del momento, capaz de preparar pan en diferentes formatos (en cajas, sándwiches, ciabatta) y con diferentes dorados externos (claro, medio, oscuro), pero listo para usar para hacer focaccia, pasteles, pizzas, postres, masas de pizza o para pasta casera y atascos gracias a los 20 programas automáticos (pero personalizables).

También nos gusta el Moulinex Pain & Delices OW240E30 por su excelente relación calidad-precio. Ofrece 20 programas automáticos y 3 niveles de tostado, en el único formato de pan de molde.

Y el modelo también es excelente. más económico, esa es la maquina Moulinex Dolor Doré OW210130, con solo 12 programas automáticos pero igualmente capaz de preparar pan de molde sencillo.

Scroll al inicio